Doble reseña del escritor superventas Javier Castillo

Hola un día más, exploradores de universos infinitos: 

Hoy dedico esta entrada a una doble reseña de dos de mis novelas que compartí hace pocos días en mis Historias de Instagram.

Adentro imagen:

 
 
 
 
Tal que así, nada más ni nada menos que perteneciente a Javier Castillo, el autor de los bestseller El día que se perdió la cordura, El día que se perdió el amor y Todo lo que sucedió con Miranda Huff.
Si habéis ampliado la imagen y os habéis fijado en la fecha de la doble reseña, habréis reparado en que data del 8 de enero de 2016, hace ahora más de 3 años, y el apellido de Javier no aparece. ¿Por qué destaco esto? Por dos motivos principales: 
 
 
  1. La reseña ya no figura en la ficha de la novela Sabrás perdonarme, tal como ha sucedido con otras sin que Amazon pueda darme una explicación por «la privacidad de sus clientes»
  2. Hasta hace pocos meses, nunca hice publica su autoría. Y en el momento que lo hice, fue con el previo consentimiento de su autor, Javier Castillo. 
 
El caso es que hace unos meses estaba en casa de mis padres. Tenían puesto en el televisor el programa Pasapalabra, conducido por Christian Gálvez, uno de los patrocinadores del certamen literario de autores independientes de Amazon, cuando de pronto reconocí a Javier Castillo. Era uno de los invitados que concursan en uno u otro equipo.
Aclaro en este punto que no tengo el gusto de conocer a Javier en persona, solamente hemos conversado contadas veces a través de las RRSS. Una de ellas, cuando publicó su primera novela, El día que se perdió la cordura, en Amazon (por entonces no había saltado a la fama todavía). Estaba ojeando el catálogo de Kindle y me llamó poderosamente la atención (por cierto, ¡me encantó!), pero es que sucede que, por azares de la vida, a él le sucedió lo mismo con mi primera novela, Sabrás perdonarme.
¿Cómo deduje que la reseña era de él? Pocos días antes me había escrito un MD (mensaje directo) por Twitter para informarme de una errata que había en un cartel publicitario (banner) de una de mis novelas y que yo publicitaba a menudo en Twitter (en este momento me di cuenta de lo majo que llega a ser Javier, palabra). Creo que fue durante esa conversación cuando me dijo que estaba leyendo mi novela Sabrás perdonarme y que le estaba gustando mucho.
Nada más ver a Javier en Pasapalabra mi Pepito grillo me dijo: «Escríbele». Con otras palabras, lo traduje como una señal. ¿Señal de qué? Desde hacía algunos meses me rondaba la idea de escribirle y pedirle permiso para anunciar su reseña en mis RRSS. El objeto, como imaginaréis, captar la atención de mis lectores potenciales (honestidad ante todo, ¿cierto?), pues no cabe duda de que Javier Castillo es un referente del panorama literario español actual, lo cual me alegra sobremanera.
Resumiendo. Finalmente me animé a escribirle y me contestó que por supuesto que podía publicitar su reseña si yo consideraba que hacerlo me podía ayudar. Repito: Javier es muy muy majo, una persona generosa y altruista, así me lo ha demostrado en el par de ocasiones en que he tenido el placer de interactuar con él. 
 
Sí conservo, no obstante, una captura de pantalla hecha en su día en la que aparecen las estupendas «5 estrellas» con que valoró Javier mi novela y la reseña doble que redactó de Sabrás perdonarme El juego de los videntes
 
 
 
 
 
 
Gracias, lector, por estar aquí, por leerme
Gracias, Javier Castillo
 
 
Míriam M. Ramírez