Xavier Dupont de Ligonnès

El conde que escapó de la justicia

xavier-dupont-de-ligonnes
Xavier Dupont de Ligonnès

La mañana del 21 de abril de 2011, en Nantes, noroeste de Francia, la policía francesa hallaba el cadáver de Agnès Dupont, esposa de Xavier Dupont de Ligonnès, y el de sus cuatro hijos enterrados en una fosa común, cavada en el jardín trasero del inmueble familiar. En una segunda fosa, el hijo mayor, Arthur, nacido de una relación anterior de Agnès. Del patriarca familiar, ni rastro.

Varios vecinos informaron a la policía que los postigones de la casa habían permanecido cerrados por varios días antes del espeluznante hallazgo.

xavier-dupont-de-ligonnes
El matrimonio Dupont y sus cuatro hijos, de izquierda a derecha

Al macabro escenario se sumaba lo que para los agentes franceses constituía una pista crucial. Los cuatro cuerpos habían sido envueltos cuidadosamente, aseados y depositados en la fosa común con figuras e imágenes religiosas. Junto con ellos, los cadáveres de los dos perros labradores de la familia. Una escena perturbadora, que para los investigadores franceses evidenciaba la existencia de un vínculo afectivo entre el autor de los crímenes y sus víctimas.

Quizá también te interese La polémica muerte de Jean Seberg.

Cronología de los hechos

  • El 1 de abril, el hijo mayor, Arthur, deja la escuela y la pizzería donde trabaja. Xavier Dupont compra cemento y una pala
  • El 4 de abril los dos hijos menores, Anne y Benoît, no acuden a la escuela.
  • Dos días después, el 6 de abril, la novia de Arthur, alarmada al tratar de comunicarse con él sin éxito, acude al domicilio familiar. La joven relató a los investigadores que vio una luz encendida en el interior, pero que nadie le abrió la puerta y que ninguno de ambos perros ladró.
  • El 11 de abril la escuela de Anne y Benoît recibe una carta firmada por Xavier Dupont. En ella explica que sus dos hijos menores dejan la escuela porque la familia se muda a Australia por motivos laborales. El mismo día, en la escuela católica donde trabaja Agnès Dupont reciben otra carta, en este caso de renuncia y firmada por ella, en la que alega las mismas razones que Xavier como objeto de su renuncia. El director de la escuela intenta contactar con Angès sin éxito.
  • Los postigos de la casa familiar, según testimonios de diversos vecinos, permanecieron cerrados durante bastantes días previos al hallazgo de los cuerpos.
  • El 14 de abril, unas cámaras de seguridad graban a Xavier Dupont retirando efectivo de un cajero en Var, sureste de Francia. Por la noche, una segunda cámara captura la imagen del sospecho cuando se dispone a alojarse en un hotel de la ciudad.

Enseguida llama la atención de la policía que el principal sospechoso, el marido y padre de familia Xavier Dupont de Ligonnès, hubiese utilizado sus tarjetas de crédito durante la huida y se hubiese expuesto abiertamente ante las cámaras de seguridad. Un modo de proceder que no se correspondía con la minuciosidad con que se cometieron los crímenes y la limpieza concienzuda de la casa familiar, en donde la científica no halló ni un solo rastro de sangre.

xavier-dupont-de-ligonnes
Xavier y Agnès Dupont de Ligonnès

Durante la reconstrucción de los hechos, la policía situó la fecha de autos en la madrugada del 4 al 5 de abril. Este desfase temporal en la investigación, hasta hallarse los cadáveres el día 21, hizo que Xavier Dupont llevara varios pasos de ventaja a los investigadores.

En dicha reconstrucción la policía determinó que la madrugada del 3 al 4 de abril Xavier asesinó primero a su esposa y después a sus tres hijos menores mientras dormían. El hijo mayor, Arthur, que se hallaba fuera de la ciudad en el momento de autos, habría regresado a Nantes el 4 de abril por la noche. Padre e hijo, Arthur estaba reconocido legalmente por Xavier desde que él y Agnès contrajeran matrimonio, cenaron en un restaurante. De vuelta al hogar, Xavier Dupont habría terminado con la vida de su hijo mayor empleando el mismo modus operandi, suministrándole droga primero y asestándole varios impactos de bala. Los camareros del local en donde cenaron informaron a la policía que padre e hijo apenas conversaron durante la cena y que Arthur empezó a encontrarse mal hacia el final de la misma.

El 10 de mayo se emitió una orden de arresto internacional contra Xavier Dupont de Ligonnès.

xavier-dupont-de-ligonnes
De izquierda a derecha, Benoît (13), Anne (16), Arthur (20) y Thomas (18)

Autopsia y conclusiones

xavier-dupont-de-ligonnes

De acuerdo con las autopsias, las víctimas fueron drogadas y asesinadas por impacto de bala de un rifle del 22, mismo calibre que el del arma heredada por Xavier de su padre tres semanas antes de los asesinatos.

Según testimonios de varios allegados, los Dupont de Ligonnès eran una familia aparentemente feliz y unida. Xavier, declararon, era un marido y padre ejemplar, cariñoso y atento con su mujer e hijos. Así pues, de haber sido Xavier Dupont el autor de los crímenes, ¿qué lo impulsó a cometer tamaña atrocidad?

De acuerdo con las pesquisas llevadas a cabo por los investigadores, el móvil de los crímenes habría sido la vergüenza de Xavier por las numerosas deudas contraídas durante años debido a negocios fallidos y el temor de echar a perder el legado de nobleza de su familia. En esta línea, los investigadores franceses consideran que, desesperado y al borde de la quiebra, Xavier planeó atentar contra la vida de su mujer e hijos y posteriormente suicidarse.

Xavier Dupont continúa desaparecido. Sin embargo, la policía no descarta un suicidio tardío.

xavier-dupont-de-ligonnes
Este año, 2020, Netflix estrenó la serie documental Misterios sin resolver. La casa del terror se titula el capítulo de 45 minutos que trata sobre el caso Dupont

La casa del terror, de la serie documental Misterios sin resolver, de Netflix, es un capítulo de 45 minutos de duración que trara sobre el caso de la familia Dupont.